sábado, 13 de junio de 2009

Siempre hago las cosas mal

Hay algo que no funciona bien en mi cabeza, salgo tarde por quedarme 5 minutos inmóvil sobre mi cama, duermo poco por quedarme inmóvil frente al televisor y termino con las cosas buenas de mi vida por mi incapacidad de quedarme inmóvil ante las adversidades.

Soy territorial, celosa, empalagosa, controladora, él es tierno, comprensivo, noble y tolerante, yo ahora no puedo ver eso, estoy tan inmersa en mis temores “infundados” que sólo veo a un pelmazo influenciable capaz de dejarme sola en una ciudad ajena para irse de putas.

Quería tanto hacer ese viaje y hoy se que sólo quiero quedarme en casa a remodelar mi nueva recámara y poner todo el trabajo pendiente en orden, quiero llorar y volver a poner “soltera” en mi estado de las redes sociales, no quiero más un novio que me haga pensar idioteces y enojarme porque no tengo suficiente confianza en mi como para confiar en los demás.

Ahora ya no quiero verlo, hace tanto que no siento ansias de que estemos juntos, eso es feo, todo marcha bien y al mismo tiempo todo marcha mal.

Un amigo dijo que no me veo feliz como con mi anterior relación, que estoy demasiado tranquila, demasiado serena y hoy me pregunté si no estoy haciendo mal en estacionarme con alguien cuando aún no se qué soy o qué quiero, o si quiero la influencia de alguien en mi vida.

Otra vez siento que he tomado malas decisiones, otra vez siento que quiero correr, me siento como si estuviera en una avenida llena de autos , gritando como desesperada y sin que nadie pueda escucharme.

1 comentario:

polvo de menta dijo...

ah respirar profundo, tranquila. todo pasa, todo termina por pasar.