martes, 19 de agosto de 2008

Sabor a Culpa

Te veo en medio de una clase aburrida, tu color es casi casi transparente, la gripa me impide pensar con claridad, me impide extrañar a quien debería.

Estoy sentada a un par de salones de distancia de ti, siempre he pensado que no eres como tan guapo, que no eres como tan taaan inteligente, pero siempre me has gustado mucho, me gusta cuando sonríes porque eres muy sincero, me gusta cuando tratas de ser hipócrita y te sonrojas de solo pensarlo, cuando me miras y haces un gesto como diciendo "esta mujer esta loca aléjenla", si, me gustas, no sabe a culpa, bueno no se.

No eres alguien en quien piense para besar y vivir un amorío intenso, te pienso para platicar un día de lluvia sentados en el piso en algún pasillo, para pasar tiempo contigo y contarnos cosas que no le contemos a los otros.

El sabor a culpa es precisamente porque esta atracción es muy extraña, tienes un aspecto muy fascinante, a veces creo que fuiste un muñeco en el museo de cera y escapaste sólo para ponerme a pensar tonterías e intrigarme por la textura de tu piel.

Creo que ni tenemos cosas en común pero a veces creo también que pensamos igual, debes dejar de asentir al mismo tiempo que yo y dejar de mirarme con ojos de loco cuando hago locuras porque me siento identificada.

Quiero ser tu amiga, no quiero gustarte, eso me causaría conflicto tenemos ya demasiada gente en común, pensándolo bien, hoy no se ni que quiero, hora del antigripal

2 comentarios:

Malinche dijo...

jaja, shale, pinches hombLes!!!!

Cecilio dijo...

Is what I´m thniking???

You know... Frannie